Kuri Kinton, un policía peculiar

Kuri Kinton portada

Hoy toca dar patadas y puñetazos a diestro y siniestro y es que en Kuri Kinton, tendremos que dar muchos golpes para poder derrotar a todos los enemigos que aparecen en la pantalla.

Estamos ante un Beat’em up un tanto peculiar, porque aunque tenemos que matar a muchos enemigos como si pudiese ser Final Fight, el juego tiene un aire más a Kung-Fu Master. En él nos ponemos en la piel de un policía que va en busca de su compañero, que ha sido secuestrado por estos malhechores. Además nosotros no somos un policía normal, no, somos un policía karateka ¿Impresionante verdad?

Hay que decir que este título no es muy conocido, y que la crítica fue bastante dura con el juego, aunque en el fondo no está nada mal y conseguirá que pasemos un buen rato aporreando botones.

Debemos dar las gracias a Taito porque fue la desarrolladora que llevó el juego a las salas recreativas de la época, para ser concretos su año de salida fue 1988 y no salió en consolas. Aunque más tarde llegaría una versión del mismo para Windows,PlayStation 2 y Xbox, dentro de un pack de juegos de Taito (Taito Legends 2 y el año 2006)

Manejo

Como estamos acostumbrados en este tipo de juegos, con simplemente dos botones, tendremos todo lo necesario para empezar a destruir enemigos e ir superando los diferentes niveles.

Aura Kuri KintonEl primer botón sirve como golpe, e irá cambiando según la postura en la que estemos, si estamos agachados dará una patada, si estamos de pie alternará entre puñetazos y patadas y si estamos saltando nuestro amigo dará otra patada.

Luego el segundo botón, como podéis imaginar es para dar saltos, ya que el escenario no será totalmente plano y necesitaremos esquivar algún que otro obstáculo. He de decir que en este apartado el personaje se comporta un poco raro cuando salta, y a veces puedes ser un poco desesperante caer con un salto entre dos pinchos.

Luego podemos correr, pulsando dos veces seguidas la misma dirección, pudiendo acabar el movimiento con un buen golpe a nuestro enemigo. Además si no pulsamos ni un solo botón ni tocamos la dirección, nuestro personaje hará un gesto y se pondrá un aura de protección.

Éste aura se puede acumular hasta tres veces, siendo su primer color, rojo, el segundo amarillo y por último azul, la cual absorberá un golpe por cada aura, evitando que baje nuestra preciada barra de vida.

Por último y no menos importante, si dejamos pulsado el botón de golpe y no lo soltamos, nuestro querido amigo cargará una bola que atravesará a todo enemigo que se ponga por delante, excepto los jefes.

Dificultad y Retos

Kuri Kinton se llevó una crítica quizás un poco inmerecida, aunque es verdad que tiene sus fallos.
El juego en sí no es difícil, al menos en lo que manejo se refiere. Los primeros enemigos que nos encontremos nos darán poco la lata y el salto nos permitirá escabullirnos si la cosa se nos complica un poco. Luego según vamos bajando de niveles la cosa se va complicando más y más, siendo un juego de dificultad media.

Entre medias de cada “nivel” nos toparemos con un mini jefe, una especie de Karateka, el primero se parece a Bruce Lee, que suelta patadas a diestro y siniestro, aunque tiene su truquito para que no nos quite ni un poquito de vida.

Luego seguiremos bajando hasta encontrarnos con el jefe del nivel, que este si es algo más complicado y que además si no tenemos cuidado puede eliminarnos con cierta rapidez.

Enemigos

Jefe Kuri Kinton muy chicAquí es donde más falla el juego, bajo mi punto de vista. Y es que en Kuri Kinton no hay mucha variedad de enemigos, limitándose a poco más que los jefes. Tenemos unos enemigos básicos que simplemente tratarán de acercarse para pegarnos, otros que nos dispararán con sus armas, y unos ninjas que nos lanzarán shurikens y saltarnos para hacernos daño.

Los jefes finales son cinco, el primero es un enemigo que salta bastante e intenta pegarnos en el aire. El segundo hace un movimiento con las manos y se desplaza hacia atrás para esquivarnos y nos hará bastante daño. El tercero se intentará siempre pegar a nosotros para darnos con un movimiento de manos y cada vez que le va quedando menos vida, se duplica y salen más enemigos iguales. El cuarto salta hacia atrás y luego se nos acercará de golpe para golpearnos y luego el jefe final que no vamos a decir que hace para arruinaros la sorpresa.

He de decir que a veces los mini jefes pueden ser más complicados que los jefes finales.

Mi opinión

Kuri Kinton es un buen juego que se merece una oportunidad. Si bien no va a ser un juego que va a pasar a la historia, en conjunto es un buen título que nos supondrá un reto. Tiene unos gráficos muy destacados para la época, muy grandes y llamativos.

Es un título que me gusta jugarlo de vez en cuando y que he logrado superar en varias ocasiones ya. Espero que os haya gustado el análisis de este juego de maquinita y espero veros en el siguiente capítulo ¡Hasta luego!

 

 

Déjanos un comentario